Cómo estar solo y sentirse bien

Cómo estar solo y sentirse bien

En algún momento de nuestras vidas, todas nos hemos cuestionado quiénes somos. Nos hemos preguntado, para qué estamos en este mundo, si está bien sentirse solo o cómo estar solo y sentirse bien. En el camino de encontrar una respuesta, se nos presentan muchas variables. Entre ellas, la que nos define como seres independientes y responsables de sí mismos. Pero, lo que somos puede ir más allá de un concepto general que encontremos en internet.

Teóricamente, somos los seres más inteligentes del planeta, con una capacidad de raciocinio superior a la del resto de seres vivos. Sin embargo, hay ciertas características que tenemos como seres humanos que escapan de los conceptos ya definidos. Por ejemplo, las emociones que podemos sentir y que nos conducen hacia nuevas experiencias personales.

Cuando atravesamos alguna situación de abandono o desapego emocional, nos llenamos de emociones negativas que muchas veces nos llevan hacia la oscuridad. Y aunque seamos adultos, nos cuesta entender que podemos encontrar el bienestar en la soledad. Es posible lograr una estabilidad emocional a pesar de estar sola o solo. A continuación, podrás encontrar la respuesta a ciertas inquietudes que nacen del querer sentirse bien estando solo.

La soledad y sus beneficios. No es sentirse solo

La soledad es una circunstancia que se asocia equivocadamente con un sentimiento de tristeza y melancolía. La realidad es que aprender a estar bien con nuestra soledad es beneficioso para nuestro bienestar emocional y físico. Para lograrlo, es importante que comprendamos el valor de la soledad y todo lo que significa. Aquí te compartimos los beneficios de la soledad en nuestras vidas.

Nos llena de energía

Por lo general, siempre andamos tratando de mantener a todo el mundo feliz, y lidiamos con las exigencias que la vida impone. Al final de cuentas, esto resulta agotador y estresante, quitándonos mucha energía. La soledad ayuda a que hagamos una pausa a todo ese esfuerzo que involucra nuestros sentimientos y emociones, conduciéndonos hacia un espacio de calma y silencio reconfortante. Esto es fundamental para nuestro bienestar emocional, al evitar el estrés, también lo es para nuestro bienestar físico.

La soledad y sus beneficios. No es sentirse solo

Nos ayuda a reflexionar

El ritmo al que vamos todos los días, muchas veces nos impide detenernos un momento a pensar sobre nuestra vida y sobre todo lo que hacemos durante ella. Si no lo sabemos controlar, este nos puede convertir en esclavos de una triste rutina que nos atrapa por años sin tomar conciencia de los detalles de vivir. Si estamos a solas, es la oportunidad perfecta para tomar una pausa y analizar nuestro progreso. Estas evaluaciones internas son importantes para poder seguir con el rumbo de nuestras vidas. En estos espacios de soledad, podemos sentarnos, respirar, pensar mucho y meditar, todas estas acciones resultan beneficiosas para nuestras vidas.

 La soledad y sus beneficios. No es sentirse solo

Nos vuelve a conectar

La soledad nos lleva a abrir nuestras mentes, y a la vez, nos brinda nuevas perspectivas sobre nuestros problemas. De esta manera, podemos encontrar nuevos caminos y estrategias para salir adelante en el menor tiempo estimado. Es así como ella funciona como una conexión entre lo que pensamos y lo que sentimos, para mejorar nuestras relaciones interpersonales.

 La soledad y sus beneficios. No es sentirse solo

Disfrutamos

Debemos aprender que no siempre está bien ceder ante los deseos de los demás. Si estás acostumbrada a dejar tus intenciones y deseos por satisfacer al resto, lo mejor es que te tomes una pausa de soledad y puedas empezar a hacer lo que realmente quieras y te guste. Así podrás notar el bien que haces por otros, pero esta vez de ti y para ti. La soledad te enseñará a pasar tiempo contigo misma y encontrar la respuesta a cómo estar sola o solo y sentirse bien.

La soledad y sus beneficios. No es sentirse solo

Nos vuelve más productivas

Por lo general, el hecho de estar todo el tiempo rodeada de personas, nos demanda mayores responsabilidades. Estas son tantras que muy bien podrían agobiarnos o impedir que realicemos todos nuestros pendientes con la eficacia adecuada. A veces es necesario desconectarse un rato para volver a empezar. La soledad es perfecta para encender la llama de la creatividad y poder completar muchos planes. Lo ideal sería poder encontrar el equilibrio entre espacios de soledad y otros con la sociedad.

La soledad y sus beneficios. No es sentirse solo

Independencia

La soledad permite que en el silencio interior encontremos la clave para fortalecer ciertas partes de nuestro cuerpo como nuestra mente. Al hacerlo, podemos decir que estamos reforzando nuestra autonomía personal. De esta manera, podemos redescubrir habilidades y límites que nos devuelven la confianza en nosotros mismos. Además, con la soledad, podemos superar la necesidad de aprobación social o ayuda inmediata.

Indfependencia

Cuando uno debe elegir estar sola

Elegir la soledad es una decisión valerosa y sabia. Esta decisión es muchas veces descartada por miedo a sentirse mal u otras razones. Sin embargo, hay ciertas ocasiones que ameritan elegir la soledad sobre la cotidianidad. Asimismo, también hay ciertos perfiles que la requieren para el correcto funcionamiento de sus estilos de vida laboral o personal. Las personas que se deciden por esto, suelen llamarle ‘soledad elegida’.

  • Creativos publicitarios o diseñadores. Estas personas tienen y se esmeran por lograr un alto nivel de creatividad. Muchas veces, esta es la fuente de ingresos económicos de sus vidas, por lo que dependen de ella para subsistir. Se conoce, además, que las personas más creativas son aquellas con una gran capacidad de distracción. Es por eso, que prefieren la soledad para poder encontrar las mejores ideas en sus mentes y proyectarlas adecuadamente.

Cuando uno debe elegir estar sola

  • Personas libres de la dependencia emocional. Ellas han logrado algo que muchas otras personas desean. Lamentablemente, la dependencia emocional es una tendencia del comportamiento social que tiene a mucha gente atrapada en un círculo vicioso en donde la soledad no puede tener ni una mínima presencia. Sin embargo, aquellas que han logrado la independencia emocional, son personas que tranquilamente pueden convivir en soledad sin atravesar alguna emoción negativa o de abandono.

Personas libres de la dependencia emocional.

  • Personas introvertidas. Es lógico que muchas personas con personalidad introvertida opten por vivir en una soledad, sin embargo hay quienes carecen de una introversión y que por el contrario, siendo extrovertidas toman el camino de la soledad elegida. De esta manera, se muestran y demuestran al mundo que es posible sentirse bien estando solo.

Cuando uno debe elegir estar sola

Diferencia entre estar sola y sentirse sola

Si nos guiamos de los conceptos teóricos preestablecidos, podemos decir que estar solo es el hecho de no tener compañía y acompañarse de uno mismo. Por otro lado, el hecho de sentirse solo va más allá de si se tiene o no compañía. El sentirse solo implica una sensación emocional que se siente como estar desconectado o no relacionado a nadie. Para poder salir de una sensación de soledad ante el mundo exterior, es importante que primero conozcamos cuáles son estas posibles situaciones, ya que la soledad se genera en la interpretación de las relaciones interpersonales.

  • “Me siento solo o sola contra el mundo”
  • “No me quiero comprometer”
  • “Soy la víctima”
  • “Soy un/a incomprendido/a”

¿Se puede estar acompañada y sentirse sola o solo?

Esta es una sensación común en las personas. Aunque no se puede decir que es una conducta normal. El estar acompañados y sentirse solos, sucede cuando alguien reflexiona sobre todo lo que tiene y cree que necesita para ser feliz. Estos episodios requieren ser hablados y expuestos antes una persona que comprenda lo que sentimos y pueda ayudar a superarlos.

Si aún no estás lista para expresar tus miedos y emociones ante alguien que no seas tú misma, puedes empezar con lo siguiente:

¿Qué hacer? Mira hacia dentro de ti y reflexiona sobre lo que quieres para ti. No te preocupes que nunca es tarde para preguntarse ¿Qué quiero hacer ahora? Aquí descubrirás si estás o no a gusto en donde estás. Pregúntate, ¿Qué puedo hacer para cambiar?, ¿Debo cambiar de estrategia? En este paso también puedes preguntarte si lo que estás haciendo lo estás haciendo para ti o para complacer a alguien más.

Las respuestas a estas preguntas siempre están dentro de nosotros. Sin embargo, recomendamos que sean compartidas con alguien más. Así podremos ver nuevas perspectivas para encontrar una solución rápida.

¿Cómo superar el sentimiento de soledad/el sentirse solo?

Sentirse sola estando acompañada es una de las peores sensaciones que alguien puede experimentar. Esto nos lleva a entender que tener a alguien al lado, no es significado de compañía. Para superar el sentimiento de soledad, puedes intentar poner en práctica las siguientes recomendaciones.

  • Busca la causa de ese sentimiento que te atrapa.
  • Ataca la desolación y el vacío que sientes, acercándote a personas con quienes consideres que puedes llevar relaciones interpersonales verdaderas y confiables. Ellas pueden ser tu pareja o buenos amigos.
  • Comienza a crear relaciones sanas, fuertes y cercanas.
  • Aléjate de las personas tóxicas y de todos aquellos que no aportan a tu vida.
  • Aprende poco a poco a estar contigo misma. Disfruta de los momentos en los que te encuentras a ti misma. Intenta empezar un nuevo libro, ver una película, meditar o empezar a cuidar tu piel.
  • Intenta eso que nunca te atreviste a hacer. Puedes empezar un nuevo hobbie que antes descartaste por miedo o falta de recursos.

¿Cómo superar el sentimiento de soledad/el sentirse solo?

También te puede interesar: 

  • Reseteo mental: Cómo iniciar un nuevo ciclo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *